Los desiertos pueden convertirse en tierras productivas y forestadas

reforestacion-desiertos
Las zonas desérticas no tienen por qué ser siempre señal o sinónimo de inhóspito o falta de vida. Y esto es así porque se ha desarrollado una práctica agrícola, que permite convertir las llanuras desérticas en tierras productivas desde el punto de vista agrícola y también reforestarlas. Un sistema que se viene aplicando en África con buenos resultados.

La técnica

El sistema ha sido desarrollado por Tony Rinaudo un agrónomo australiano y trabajador humanitario World Vision, que ha sido el encargado de crear esta práctica agrícola para acabar con la deforestación y desertificación extrema en la región de Sahel.

El proceso, que se ha desarrollado a raíz de los años que ha vivido él mismo en África, no es complicado, puesto que es un conjunto de prácticas simples y sencillas de gestión, que permite que los agricultores regeneren y protejan la vegetación local existente. Esto contribuye a su vez a mejorar la subsistencia de millones de personas de esta zona africana.

En concreto, esta técnica se llama regeneración natural administrada por el agricultor y se basa en cultivar árboles a partir de sistemas de raíces existentes y que aún están intactas.

reforestacion-desiertos
Para ello, hay que elegir las plantas correctas, podarlas y protegerlas de forma adecuada para que puedan convertirse en árboles. El sistema si tiene la ventaja de regenerar las tierras, pero también contribuye a un aumento de la producción de los alimentos y, en consecuencia, a una mejora de los ingresos de la población local.

La idea

Esta técnica surgió de la propia experiencia a raíz de los años vividos en África por el por el propio Tony Rinaudo, ya que pudo observar que había pequeñas hojas que brotaban de un tocón de árbol, lo que demostraba que tenía potencial para llegar a florecer.

En un principio, pensaba que eran arbustos, pero a raíz de su investigación permitió comprobar que realmente eran árboles que intentaban volver a crecer.

Y así surgió el sistema con el que, de momento, ya ha permitido que desde los años 1980 hayan crecido alrededor de 200 millones de árboles en unos cinco millones de hectáreas de tierras agrícolas degradadas en África.

Artículos relacionados:

Ya es posible reforestar con árboles que llevan tu nombre

Nuevo uso para los drones: ayudan a plantar árboles

Ecologismos – Consumo sostenible

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked

WhatsApp chat