Más de 600 especies están amenazadas en España

especies-amenazadas
A pesar de las medidas introducidas para preservar los hábitats y las especies naturales, lo cierto es que todavía hay muchas especies amenazadas en el mundo. Los últimos datos facilitados por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), reflejan que más de 26.500 especies están en el mundo en peligro de extinción. España no es una excepción. En el país, hay identificadas más de 600 especies amenazadas.

Datos mundiales

Las más de 26.500 especies –incluyendo plantas, animales y hongos-, suponen alrededor del 27% de las especies evaluadas por la organización. Dentro de ellas, destaca la mayor presencia de anfibios, siendo el grupo en el que más especies amenazadas hay, ya que supone el 40%. Además, los datos también son elevados en el caso de mamíferos, que suponen el 25%.

La localización de estas especies amenazadas varía por zonas. La más afectada o el área en la que más animales en peligro de extinción hay África subsahariana con 6.488. Además, destacan, por ejemplo, zonas como Madagascar donde se han detectado 1.865 de estas especies.

También es elevado el número en Sudamérica con un total de 5.175 especies, seguida del Sur y Sudeste asiático con 4.591 especies. No obstante, especies amenazadas se registran en todos los continentes, incluido la Antártida con 44 especies en peligro de extinción, siendo la zona con menos afección.

especies-amenazadas
Y, ¿qué sucede en el resto del mundo? En Europa, se han detectado 2.530 especies amenazadas, mientras que en Oceanía hay 2.471. En otras zonas como Mesoamérica existen 1.962; en América del Norte, 1.631 especies amenazadas; Este asiático, 1.627 en total; Caribe, 1.219; Oeste y Asia Central, 1.218; y África del Norte con 420, al igual que el Norte de Asia donde también se han identificado 420 especies en peligro de extinción.

España

En el territorio español, se han detectado un total de 686 especies amenazadas. La mayoría son invertebrados con 288 animales en peligro de extinción. También es significativa la amenaza en las plantas con un total de 247 afectadas.

Los datos igualmente reflejan que, en España, se han identificado 83 peces, así como 20 reptiles, 19 aves, 17 mamíferos, seis anfibios y seis hongos y protistas.

Artículos relacionados:

Descubren dos nuevas especies de setas

El poder del consumidor puede salvar a especies en riesgo de extinción

Ecologismos – Consumo sostenible

Los plásticos echan del mar a los peces

plasticos-mar
A pesar de los esfuerzos por retirar los plásticos del mar y de reducir su impacto en el medio ambiente, todavía se está lejos de conseguir resultados que permitan confirmar que los peces están a salvo. Más bien todo lo contrario, ya que se calcula que habrá más plástico que peces –en términos de peso-, en los océanos en el año 2050. Ahora, se ponen en marcha nuevas iniciativas para evitar en la medida posible este tipo de problemas.

Los plásticos

Los plásticos son uno de los elementos más dañinos para los peces y para los mares y océanos, en general. Y es que cada vez se detecta más basura y residuos plásticos en el agua, dañando la vida de los peces.

Pero también sobre la superficie porque se calcula que, para el año 2050, llegará a haber 12.000 millones de toneladas de basura plástica en el vertedero o en el medio ambiente.

En la actualidad, tan solo se recicla el 9% del plástico y, aproximadamente, un 12% se quema, lo que genera emisiones de CO2, entre otros efectos nocivos. Y eso no es todo porque se estima que nueve millones de toneladas de plástico tienen por destino cada año los océanos.

plasticos-mar
Es más, los datos señalan que puede haber alrededor de 51 trillones de microplásticos que son ingeridos por la vida marina y, por lo tanto, pasan a la cadena alimenticia de forma automática.

Nuevas medidas

Para evitar este tipo de daños ambientales o bien tratar de reducirlos lo máximo posible, la compañía Werner & Merz está apostando por la fabricación de botellas que son 100% reciclables y 100% recicladas para que sean incluidas nuevamente en el ciclo productivo.

Así se ahonda en la economía circular, aunque el objetivo es poder tener un circuito cerrado de reciclaje en el que no haya presencia de micro-plásticos para evitar que acaben en mares y océanos.

La empresa, que es conocida por su marca Frosch, no solo trabaja en esta línea en su propia compañía, sino que también pone el foco en el resto de marcas. De hecho, prevé que el 100% de los envases se hagan con plástico reciclado en el horizonte del año 2025.

Para conseguirlo, ha lanzado una iniciativa de plásticos reciclados con el fin de hacer que el resto de los agentes del mercado creen también ese circuito técnico cerrado para lograr una mayor sostenibilidad y generar valor con el plástico.

Artículos relacionados:

Llegan los plásticos biodegradables hechos con lana

Los países que más plásticos vierten al Mediterráneo

Ecologismos – Consumo sostenible

Cada español derrocha más de 130 litros de agua diarios

agua
El agua es un bien escaso, aunque muchas personas no sean conscientes de ello porque no se piensa que un día puede haber problemas de abastecimiento por el cambio climático. Y es que cada día se desperdician muchos litros de agua, que no solo se pierden por dejar el grifo abierto. El derroche del agua también está relacionado con la alimentación y, en concreto, con el desperdicio alimentario. Solo por este concepto, cada español derrocha más de 130 litros de agua diarios.

Los datos

Este es uno de los principales datos que se recoge en el estudio realizado por la Universidad de Politécnica de Madrid y del que ha dado cuenta la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC).

En concreto, en el estudio se refleja que el desperdicio de alimentos, unido a aquellos productos alimentarios que caducan, supone un derroche de más de 130 litros de agua al día por persona. Esto equivale a una bañera llena de agua cada día.

Esta relación entre agua y desperdicio alimentario se pone de manifiesto a través de la cadena alimentaria y de suministro de bienes y servicios. Es decir, es esa cantidad de agua que está oculta en cada alimento.

agua
El desperdicio alimentario impacta así en el medioambiente, aunque sea de manera indirecta, por lo que es necesario reducir el desperdicio de alimentos para conseguir una mayor eficiencia hídrica y no se pierda agua.

Huella hídrica

Con esta reducción, también se lograría mermar la huella hídrica, que calcula el agua utilizada en la cadena de suministro de un producto y que se emplea para calcular el impacto ambiental vinculado con el agua.

Y es que los datos son claros. Cada persona tiene una huella hídrica de 1.385 metros cúbicos anuales. Una cifra que equivale al volumen de media piscina olímpica. Además, el 92% se corresponde con la huella hídrica de la agricultura para la producción de alimentos.

No obstante, no todos los alimentos tienen la misma huella hídrica. Por ejemplo, el café es uno de los que registra mayores datos con 18.900 litros de agua para producir un kilo de café.

Artículos relacionados:

Consumo de agua: los españoles empiezan a ser más responsables

Alertan de la situación crítica de las aguas subterráneas

Ecologismos – Consumo sostenible

Tecnología y semillas inteligentes para reforestar ecosistemas

reforestar
La tecnología es de gran ayuda no solo para las comunicaciones y para hacer el día a día más fácil. También es muy útil en materia medioambiental. Y una buena prueba de ello es la alianza entre LG y la startup CO2 Revolution para poder reforestar ecosistemas de forma inteligente al tenerse en cuenta variables para desarrollar nuevos ecosistemas.

La iniciativa

En concreto, esta iniciativa permitirá aplicar tecnología innovadora al medioambiente. La previsión es que se empleen drones –que serán controlados a distancia con el smartphone LG G8 Smart Green-, Big Data y las semillas inteligentes iSeeds’.

La tecnología CO2 Revolution tiene un programa informático, que se encarga de seleccionar las variables más apropiadas para el desarrollo del nuevo ecosistema.

Para conseguirlo, se tienen en cuenta factores como, por ejemplo, la temperatura, precipitaciones, el tipo de suelo y legislación relativa, especies autóctonas y poblaciones locales con el fin de que se optimicen y ajustes para crear ese ecosistema, que tiene que ser armónico, sostenible y productivo.

reforestar
Este proceso se llevará a cabo a través del smartphone -dispone de tecnología adecuada y de Inteligencia Artificial-, para detectar las zonas más perjudicadas y que no tienen ningún tipo de vida vegetal con el fin de determinar el lugar en el que deben sembrarse las semillas inteligentes.

Estas semillas constan de una cápsula biodegradable, que tiene la semilla pregerminada, además de incluir una serie de características para conseguir mayor productividad en la plantación.

Las semillas serán lanzadas desde el dron, lo que permite reforestar grandes áreas de terreno en pocas horas y con un coste mucho más bajo.

La aplicación

Este sistema será el que se va a emplear para reforestar Guadalajara con 1,5 millones de árboles, que se plantarán en la zona de Alcoroches, que registró en el año 2005 uno de los mayores y más graves incendios de España.

No obstante, no se descarta que este sistema también pueda aplicarse en otras zonas en las que se han producido incendios con el fin de reforestarlas.

Artículos relacionados:

Ya es posible reforestar con árboles que llevan tu nombre

Nuevo uso para los drones: ayudan a plantar árboles

Ecologismos – Consumo sostenible

Así son las baldosas cerámicas que evitan inundaciones

baldosas-ceramicas
Con el cambio climático y el calentamiento global, se están produciendo últimamente muchas inundaciones por lluvias torrenciales. Además, hay zonas, por ejemplo de España, que se ven afectadas por fenómenos como la ‘gota fría’, que también suele producir inundaciones. Ante esta situación, se están buscando soluciones como el desarrollo de unas baldosas cerámicas, que permiten drenar el agua de la lluvia, evitando así las inundaciones.

Las baldosas

El desarrollo de estas baldosas se está llevando a cabo dentro del proyecto Life Cersuds, que está cofinanciado por la Comisión Europea en el 60%, con el fin de reducir el problema de las inundaciones y recuperar el agua de la lluvia en zonas como Benicásimm, en la provincia de Castellón. No obstante, la experiencia se podría extrapolar a otras localidades.

El método utilizado, que ha sido desarrollado en el Instituto de Tecnología Cerámica, en estas baldosas es innovador, ya que se basa en un sistema urbano de drenaje sostenible que se fabrica a partir de las baldosas cerámicas de desecho y que no tienen valor comercial.

Además, este sistema tiene la particularidad de permitir que el agua de la lluvia se recoja y se pueda reutilizar para, por ejemplo regar zonas ajardinadas, tratando a su vez de evitar esas inundaciones, pero también de minimizar los efectos del cambio climático.

baldosas-ceramicas
Estos elementos dan como resultado la instalación de un pavimento permeable con adoquines cerámicos que se colocan sobre las bases drenantes para filtrar el agua y conducirla hacia un depósito o canal, que estará situado bajo el carril bici.

Otras ventajas

Este sistema con las baldosas cerámicas tiene también otra serie de ventajas, ya que contribuye a evitar la sobrecarga de la red de alcantarillado durante los picos de precipitación.

Además, tampoco se produce ningún impacto visual negativo porque los adoquines cerámicos están formados por piezas cerámicas de canto. De esta manera, la superficie queda compuesta por cintas delgadas de color terracota. Al ser las piezas cerámicas de diferente procedencia, se ofrece una gran variedad tonal.

Artículos relacionados:

Agua de lluvia transformada en cerveza (sí, existe)

El tratamiento de aguas residuales puede hacerse con papel

Ecologismos – Consumo sostenible

Los cargadores de coches eléctricos se abastecerán con energía de agua de tuberías

coche-electrico
Conforme se va avanzando en la introducción del coche eléctrico y en la búsqueda de sistemas y soluciones de movilidad más sostenible, también van apareciendo nuevas innovaciones y proyectos de investigación para avanzar en un mayor aprovechamiento de los recursos naturales y de las energías. Es el caso de una nueva iniciativa experimental que se ha puesto en marcha en Valencia y que consiste en suministrar energía para el coche eléctrico con agua de las tuberías de la ciudad.

El sistema

Esta iniciativa ha sido impulsada por la Empresa Mixta de Aguas Potables de Valencia (EMIVASA) y Global Omnium (GO). El proyecto consiste en una acción experimental en la que se instalan cuatro cargadores eléctricos para coches que funcionan con energía eléctrica en diversos puntos en esta localidad.

La particularidad de esta iniciativa es que los puntos de carga se servirán de la energía que se genera con el agua de las tuberías de la ciudad. Un sistema que se quiere probar con esta estación experimental y que, en el caso de conseguir resultados positivos, se extendería a otros puntos.

Estas bases de carga operarán como si fueran unas pequeñas centrales hidroeléctricas, ya que se abastecerán a través del ciclo del agua. De esta manera, la energía que se genera en el transcurso del agua por las tuberías de la ciudad pasará a la carga de los coches eléctricos.

coche-electrico
Este sistema es posible porque en la red de la ciudad valenciana hay una serie de válvulas de regulación, que adecuan la presión del agua en todos los puntos a costa de disipar energía. Esto ha llevado a que se instalasen turbinas para realizar ese aprovechamiento energético para la generación de electricidad.

En concreto, se han instalado picoturbinas en las entradas de los sectores hidráulicos para que esa energía recuperada redunde en beneficio del sistema de abastecimiento y también para el ciudadano, ya que se puede distribuir entre autoconsumo o dotación de servicios ciudadanos.

Para quién

Inicialmente, el experimento se va a llevar a cabo con los coches eléctricos de EMIVASA, aunque el objetivo es que también pueden ser utilizados por las personas con carácter gratuito.

De momento, el primer cargador se instalará en la avenida de Las Corts Valencianes, mientras el resto de puntos de recarga estarán situados en Antic Regne, Reina y en el entorno del Hospital General.

Este proyecto se enmarca además dentro de la apuesta por la transición ecológica que ha realizado EMIVISA por los vehículos híbridos con la adquisición de diez unidades inicialmente, aunque luego entre los años 2017 y 2018 se amplió la flota con 49 unidades completamente eléctricas. Una apuesta con la que ya se han conseguido reducir las emisiones de CO2 en 170 toneladas al año con el uso de estos coches.

Artículos relacionados:

Baterías de coche eléctrico hechas con cáscara de almendras

E-tron, el coche eléctrico de Audi

Ecologismos – Consumo sostenible

Los satélites reciclarán basura espacial para generar combustible

Cuando se habla de reciclaje siempre se piensa en la basura orgánica, el vidrio, papel, pilas… pero también la basura espacial es un problema que, ahora, parece que puede llegar a tener solución. Y es que también se podría reciclar y reutilizar como sucede con otros productos. En este caso, su aprovechamiento sería para la obtención de combustible.

El reciclaje

En esta idea se está trabajando en Rusia a través de Russian Space Systems, que está inmersa en un proyecto, dotado con un presupuesto de 117 millones de dólares, para construir un cazador espacial para satélites fuera de servicio.

Con este sistema, se pretende reciclar toda esa basura espacial, calculándose que se podría reutilizar alrededor de 500 kilos de esta basura para convertirla en combustible dentro de un ciclo que comprendería la recolección, trituración y reciclaje.

Los primeros datos aportados por la firma rusa apuntan a que el sistema que se quiere emplear tendría un peso de unas 2,5 toneladas y se lanzaría a una altitud de 400 kilómetros –no incluiría refuerzo para ahorrar fondos-, mientras que la órbita será de 800 a 1.500 kilómetros.

basura-espacial
A través de él, se buscaría esa basura espacial que puede aprovecharse para lo que se emplearían a su vez datos de los catálogos rusos e internacionales relacionados con los objetos espaciales.

El proceso

Este sistema de reciclaje de basura espacial, que actuará así como un cazador, también contará con un colector de basura espacial a modo de trampa con redes de titanio y sistema de reciclaje.

El proceso consiste en que la trampa atrape y capture al satélite en desuso, que pasará a la etapa de reciclaje dentro del propio sistema. En esta fase, se hará uso de un molino especial.

Posteriormente, llegados a este punto del proceso, el satélite se convertirá en polvo metálico, que se mezclará con oxígeno e hidrógeno, pasando a convertirse en combustible.

Artículos relacionados:

La basura espacial aumenta: 19.000 objetos nos sobrevuelan

¿Qué países son los que más contaminan el espacio?

Ecologismos – Consumo sostenible

WhatsApp chat
Ponte En Contacto

Envíanos tu consulta o proyecto para Cotización

X
Contactenos